gatos · kitten

Consejos para el primer día en casa.

Lo primero que se debe hacer cuando llega una mascota es llevarlo al veterinario para que pueda evaluar su salud y también pueda llevar a cabo el plan sanitario correspondiente (vacunas y antiparasitarios).

Es importante entender que tanto un perro como un gato requieren de responsabilidad y cuidado, por lo que hay que darles el tiempo que necesitan, además de ocuparse que sus necesidades sean cubiertas. Algunos ejemplos pueden ser: conocer qué tipo de hábitat requieren; cuáles son sus costumbres; tipo, ración y frecuencia en las comidas; asegurarse que tengan agua fresca en todo momento; ser responsable por su sanidad; entre otras. Esto permitirá una mejor adaptación.

Un gatito requiere de más atención, se recomienda no dejarlo muchas horas solo y sin control durante los primeros meses.

Al llegar por primera vez es conveniente presentarle a cada uno de los integrantes y mostrarle todos los lugares para que luego con tranquilidad vaya de a poco investigándolos solo.

Las primeras horas serán las más difíciles porque todo es nuevo, por lo que hay que tener paciencia, acompañarlo pero también debemos respetar sus tiempos. A medida que pasen las horas se va a sentir más tranquilo.

Debemos tener en cuenta que seguramente nuestra rutina cambiará porque se adquirirán nuevas responsabilidades y tareas, pero quién se incluye a nuestra vida es él y por eso es tan importante conocer cada una de las necesidades y determinar si se podrá adaptar bien a la rutina diaria de la familia, a sus integrantes y al nuevo hábitat.

Todos los que estén en contacto frecuente con el gato deben ponerse de acuerdo acerca de las reglas para que sean claras y pueda rápidamente entenderlas desde el comienzo y no se maree con contradicciones.

Es fundamental que cada miembro de la familia tome un rol activo frente a la educación y tenga una responsabilidad sobre el gato. Por ejemplo, uno puede darle la comida, otro ocuparse de mantener el agua siempre limpia y fresca, otro de los juegos.

Algunas cosas a tener en cuenta en los gatos es que requieren de una bandeja sanitaria con piedritas, lo ideal es que se encuentre en un lugar diferente del colocamos la comida y es clave que cuente con un rascador en donde puedan afilarse las uñas. Esto muchas veces evitará que lo haga en lugares que no queremos como sillones, cortinas, muebles, etc.

En el caso de los gatitos es sumamente importante el acondicionamiento del lugar para que éste sea más seguro. Por ejemplo, colocar redes en ventanas, balcones y escaleras; no dejar cables visibles; esconder los hilos y agujas.

Una alimentación que le aporte todos los nutrientes es vital para que su sistema inmunológico se vaya fortaleciendo y no se enferme.

gatos

¿Es común que se les caigan los dientes?

leer más

gatos

¿Las uñas deben cortarse?

leer más